Dejar ir


En este libro el doctor Hawkins nos describe los estados emocionales del ser humano y explica el camino de ascenso desde la depresión y la ira hasta los estados de paz y alegría. Es el trabajo lúcido y genial de un hombre que ha sabido aunar la ciencia, era médico psiquiatra, con la conciencia, realizando una síntesis única que resulta muy aclaratoria para quienes quieran entender el camino del desarrollo humano y el crecimiento personal.

El doctor Hawkins es un hombre muy respetado en los círculos especializados y su trabajo ha recibido elogios de Madre Teresa de Calcuta.

Descargar Dejar Ir de David Hawkins en PDF (muestra)

Descargar Dejar Ir de David Hawkins en ebook (muestra)

Palabras clave: , , , , , , , , , , ,

Libro impreso


Dejar ir

El camino de la entrega

  • Libro disponible

Autor:

ISBN: 978-84-942482-1-4

Páginas: 333

Publicado por: El grano de mostaza S.L.

Peso: 454 gr.

Alto: 210 mm.

Ancho: 140 mm.

Grueso: 20 mm.

Idioma: ES

Formato: Tapa blanda

Formato (USA): Paperback

Palabras clave: , , , , , , , , , , ,

Enlace para compartir:

19

E-book


Dejar ir

El camino de la entrega

  • Novedad
  • Disponible

Disponible: Si

ISBN: 978-84-942482-5-2

Formato: Ebook

Palabras clave: , , , , , , , , , , ,

Enlace para compartir:

Precio (en Amazon):
9.49

Ir a Google Play Ir a Amazon Ir a Apple Store Ir a Kobobooks

Extracto de Dejar ir


PRÓLOGO DE LA EDICIÓN EN CASTELLANO

A cargo de Enric Corbera

Conocí la obra del doctor Hawkins allá por el año 2002; tuve que encargar los libros para que me los trajeran de América Latina. El primero que tuve en mis manos fue El poder contra la fuerza, que me impresionó y me enseñó la importancia de valorar la influencia y el efecto de las distintas emociones en el cuerpo a través de la quinesiología.
Hacia el año 2000, yo estudiaba precisamente la incidencia de las emociones en el cuerpo y su importante relación con las enfermedades. Estaba desarrollando un seminario llamado Curación Emocional en el que aplicaba las enseñanzas de Un curso de milagros.
Este nuevo libro de Hawkins, Dejar ir. El camino de la liberación, me recuerda muchísimo lo que yo pretendía hacer en mi vida con relación a las emociones y con Un curso de milagros, pues desarrolla magistralmente cómo abordar las emociones, cómo valorarlas y cómo afectan al cuerpo.
Una de las cosas que más me gusta es la aclaración de que, para poder sanarnos, necesitamos un nivel de conciencia que él valora en 200. Y su observación de que las creencias de cada uno limitan el desarrollo de la conciencia e impiden sanar la mente y el cuerpo. Desde hace años, vengo diciendo algo parecido: que para sanar antes se debe curar la propia percepción, elevar el nivel de comprensión, es decir, de conciencia, y pasar a la acción.
Leer este libro ha sido un placer; es una obra maravillosa que puede ayudar a todo aquel que quiera liberarse de emociones y creencias tóxicas, y tomar conciencia de cómo vive en relación con sus emociones.
Me maravilla su forma de abordar el concepto de dejar ir: es una rendición, una renuncia a la lucha, no porque no te sientas capaz, sino porque sabes que luchar solo te sirve para desgastarte y morir. Dejarnos ir es entregarnos al Poder Supremo, el único que sabe lo que es mejor para nosotros y cuáles son los dictados de nuestra alma.
Dejarse ir es dejar que las emociones que se reprimen inconscientemente, porque son políticamente incorrectas, porque así se está programado, se expresen en la propia corporalidad, para descubrir qué intentan retener y qué esconden.
Dejarse ir es una expansión del perdón tal como lo enseña Un curso de milagros; permitirse ver los propios juicios y condenaciones, junto con las emociones que los soportan, y entregarlos a la Mente universal para que deshaga estos errores de la mente dividida. Un curso de milagros llama a este estado Expiación: no la que paga los errores, sino la que los elimina. Pero para ello hay que rendirse, dejar de luchar, dejar de emplear la fuerza y utilizar el Poder.
Este proceso produce un cambio en nuestra mente, un cambio espacio-temporal que nos permite percibir las cosas desde un estado más elevado de conciencia, porque liberamos el Poder que sustenta la conciencia del Todo. Tomar conciencia del Poder que nos alimenta, nos sustenta, nos da vida y es todo Amor equivale a liberarnos del miedo y de todas sus emociones tóxicas que envenenan nuestro cuerpo y nos enferman.
Dejar ir es un libro para todos: para terapeutas, para el ama de casa, para la persona que cree que tiene que haber otra manera, para quien siente que todos estamos interrelacionados y que lo que uno hace afecta a la Unidad.
Todo esto queda perfectamente resumido en las siguientes palabras de Hawkins:

Es la presión acumulada de los sentimientos (emociones) lo que provoca los pensamientos. Un sentimiento puede crear, literalmente, miles de pensamientos a lo largo del tiempo. Pensemos, por ejemplo, en un recuerdo doloroso de los primeros años de vida, una pena terrible que se ha ocultado. Observa todos los años y años de pensamientos asociados a esos simples sucesos. Si pudiéramos entregar la sensación de dolor subyacente, todos esos pensamientos desaparecerían al instante y nos olvidaríamos del suceso.

Esto es lo que propone este libro: entregar las sensaciones físicas de este dolor emocional, dejar que se expresen y liberarlas sin juicios y sin alimentar al ego pensando que se nos exige un sacrificio, porque tenemos la razón.
La lucha, que Hawkins llama la fuerza, es todo ego. El poder es todo Espíritu y, cuando sabemos diferenciarlo, empieza nuestra liberación y sanación. Los acontecimientos diarios se viven de otra manera, pues se sabe que todo tiene su razón de ser y que, al final, todo se convierte en una experiencia de perdón.
Dejar ir enseña que hay que dejar de proyectar la culpa en los demás, una máxima que Un curso de milagros enseña por doquier. Tomamos conciencia de que todas nuestras proyecciones al final vuelven a nosotros y, si las liberamos, nos liberamos. Este es el gran secreto para hallar la felicidad aquí en la Tierra.
Como dice Hawkins en el libro: «Dejar ir implica ser consciente de un sentimiento, dejarlo crecer, permanecer en él, y dejar que siga su curso sin querer que sea diferente ni hacer nada con relación a él».
Hay que entregar cualquier intento de modificarlo, estar en el presente y observarlo sin resistirnos a él; de esta manera, se va sublimando y desaparece. Se trata de observar sin pensar, pues, si pensamos, anclamos la sensación al pensamiento y este se refleja en el cuerpo.
Como dice el maestro Hawkins, «los pensamientos no son más que racionalizaciones de la mente para tratar de explicar la presencia de la sensación». Eso para mí es como un mandamiento; no paro de repetirlo a mis clientes y consultantes. Siempre les digo que dejen la mente libre de pensamientos sobre lo que están experimentando, observen la sensación y la dejen libre para poder liberarse de ella. La racionalización de todo lo que nos sucede es el primer paso para huir de nuestros sentimientos y emociones y enviarlos al inconsciente, para que tarde o temprano se expresen en nuestra corporalidad.
Por eso me gusta tanto este libro, porque sustenta magníficamente lo que un servidor viene explicando y enseñando en la formación que llamamos bioneuroemoción. Los libros del doctor Hawkins, y concretamente este, ofrecen explicaciones magníficas y rápidas para ayudarnos a sanar. Dejar ir es una manera fácil de sanar, sin complicaciones, pues enseña a cambiar percepciones. En el fondo, enseña el Perdón.
Querido lector, deseo que lo disfrutes.

Enric Corbera