Este no es el Evangelio que quise ofrecerte


En éstas reflexiones sobre Un curso de milagros, Enric Corbera hace un repaso de algunas creencias arraigadas profundamente en nuestra psique personal y colectiva, creencias que dejan huella en nuestra relaciones y nuestras actitudes. En esta revisión de muchos hábitos nocivos, al principio del Capítulo 3 llega a propinar una “patada a las neuronas” como el mismo dice para que se desencajen de sus posiciones fijas.

Habla sin tapujos, llamando a las cosas por su nombre, de la culpabilidad y del sacrificio, que durante tanto tiempo ha sido ensalzado a la cima de las virtudes humanas, con palabras carentes de ambigüedad:

“El concepto de sacrificio ha quedado incrustado en nuestras mentes y nos condiciona de tal manera que es la causa de nuestros males y enfermedades. Es más, cuando alguien no se sacrifica, decidimos que no sabe querer, que es egoísta lo condenamos”

Pero también pone luz en nuestro funcionamiento psíquico y en la amplitud de su operar cuando los llama a darnos cuenta de que “todo lo que nos rodea habla de nosotros; nuestro universo particular es la proyección de nuestro inconsciente. Integremos nuestras mentes y amemos a nuestros opuestos como a nosotros mismos”.

Este es un libro valiente, directo y sin concesiones, donde la inspiración del autor se expresa libremente en un estallido de lucidez y profundidad.

Descargar e-book de Enric Corbera, Este no es el Evangelio que quise ofrecerte (extracto)

Palabras clave: , , , , , ,

Libro impreso


Este no es el Evangelio que quise ofrecerte

  • Libro disponible

Autor:

ISBN: 978-84-942482-8-3

Páginas: 207

Publicado por: El grano de mostaza S.L.

Peso: 264 gr.

Alto: 210 mm.

Ancho: 140 mm.

Grueso: 14 mm.

Idioma: ES

Formato: Tapa blanda

Formato (USA): Paperback

Palabras clave: , , , , , ,

Enlace para compartir:

15

E-book


Este no es el Evangelio que quise ofrecerte

  • Disponible

Disponible: Si

ISBN: 978-84-942796-0-7

Formato: Ebook

Palabras clave: , , , , , ,

Enlace para compartir:

Precio (en Amazon):
9.49

Ir a Google Play Ir a Amazon Ir a Apple Store Ir a Kobobooks

Extracto de Este no es el Evangelio que quise ofrecerte


PRÓLOGO
Descubrí a Enric Corbera, como tanta gente, a través de sus vídeos. De eso hace casi dos años. En aquella época, yo estaba terminando la novela La terapeuta y no me fijaba en nada más. Sin embargo, un día vi en las redes sociales los vídeos de un hombre campechano que decía que el mundo, tal y como lo conocemos, no existe. Pensé que era una broma. Me hizo reír. Y, desde entonces, por la noche, en vez de distraerme con la televisión (en aquel entonces yo aún no había tirado la televisión) miraba en Youtube los vídeos de aquel hombre campechano llamado Enric. Lo que contaba me parecía más ficción que mi libro de ficción.

Así, me fui interesando por él, por su mensaje y por el libro azul que siempre tenía a su lado llamado Un curso de milagros. Las palabras «milagro», «perdón», «expiación» y otras me echaban para atrás, igual que a otra gente, e incluso igual que a la escriba del propio libro, Helen Schucman. Sin embargo, fui descubriendo que lo importante era el mensaje detrás del lenguaje. ¿Qué mensaje? Si se pudiese resumir en una frase, no habría valido la pena escribir el magnífico libro que el lector tiene entre las manos.

Solo diré que en Zaragoza, en uno de los cursos de Enric Corbera, un hombre sabio, un médico mayor, me dijo: «El mensaje de Enric es lo más parecido a la verdad que he escuchado en toda mi vida».

Y una monja, que hace más de diez años que asiste a sus cursos, me dijo que, gracias a él, había descubierto al Dios verdadero. También hablé, en Zaragoza y en Barcelona, con bastantes de los asistentes presenciales a sus conferencias y descubrí que muchos son terapeutas y psicólogos que afirman que gracias a Enric Corbera tienen más herramientas para ayudar a sus pacientes. ¿Qué herramientas? Para empezar, el perdón (tal y como lo entiende Un curso de milagros) y la renuncia al juicio.

Me pregunté por qué Enric Corbera, un gran comunicador y una celebridad en Internet, no era más conocido en los medios de comunicación. No tenía sentido que los medios informásemos sobre todo tipo de violencia —reforzándola, en muchos casos— y, en cambio, no dijésemos nada sobre un hombre seguido por centenares de miles de personas que buscan la paz interior. Detrás de Enric Corbera no hay ninguna secta, ninguna religión, ninguna organización. Está él solo (con su maravilloso equipo) haciendo la travesía del desierto. Así será hasta que una masa crítica de personas logre desembarazarse del velo inextricable que recubre su percepción del mundo, el velo de la ilusión. Enric Corbera, en este libro, lo dice a su manera: «Este es un mundo de locos, de un sin sentido que ya no se puede aguantar más».

Decidí poner mi grano de arena —sin juzgar nada; como un notario— para que más oyentes y lectores conociesen a Enric Corbera. Y aquí estoy, escribiendo este pequeño texto que el lector hará bien en saltarse, porque lo importante es lo que viene en las siguientes páginas: lo más radical que ha escrito Enric. Como diría él: «Una patada en las neuronas». El libro empieza con la revelación que el autor tuvo sobre cómo surgió todo. «¿Para qué la vida?», exclaman las pequeñas unidades de luz a las que se refiere. Es fascinante la teoría del agujero blanco, que muchos desconocíamos. Y lo que viene después es la explicación, con todo lujo de detalles, de las afirmaciones que —en los vídeos, la primera vez que las oye— sumen a uno en un estado de perplejidad. Soy incapaz de resumir tantos conceptos; solo diré que mi perplejidad continúa después de haber leído Este no es el Evangelio que quise ofrecerte.

Es asombroso lo que Enric explica cuando habla del mundo de la ilusión, de la enfermedad, de la muerte, de Dios, de las relaciones especiales, del sacrificio (sostiene que el sacrificio ha sido «incrustado» en nuestras mentes y llega a afirmar que «es la causa de todos nuestros males y enfermedades»); los mitos que desmonta sobre el ego espiritual (algunos colegas espirituales se van a molestar), sobre el camino de regreso a casa; su punto de vista y su experiencia personal sobre la reencarnación («ese gran engaño del ego») o sobre el mundo real («no es un lugar, es un estado mental»).

Como dice el escritor y economista de formación Raimón Samsó (antiguo alumno de Enric): «Si todo esto es cierto, lo que nos han contado hasta ahora no lo es».

Y Enric Corbera lo escribe con palabras llanas que todo el mundo entiende. A mi modo de ver, ese es uno de sus mayores méritos: hacer pedagogía de otra forma de vivir y de entender la vida y la muerte, la enfermedad y la curación, la mente y el cuerpo. «Tiene que haber otra forma», se dijo hace veintidós años. Y la descubrió y la cuenta sin rodeos. Enric Corbera es, quizá, el orador más políticamente incorrecto. Pero, gracias a esa incorrección, llena de coraje y de una convicción íntima de lo que ha venido a hacer a esta vida (aunque la vida no exista ni la reencarnación tampoco), Enric está contribuyendo decisivamente a lo que la matemática Annie Marquier ha llamado «la liberación fundamental del Ser». Annie Marquier es fundadora del Instituto de Desarrollo de la Persona de Quebec (Canadá); y, según ella, el ser humano ha olvidado que hace millones de años comenzó un juego que consistía en ignorar su esencia divina. Enric Corbera nos recuerda esa esencia divina. Entre chiste y chiste. Los verdaderos benefactores de la humanidad suelen ser divertidos.

Gaspar Hernández*

Gaspar Hernández es escritor y periodista. Su último libro es La terapeuta (Planeta). En Catalunya Ràdio dirige y presenta el programa L’ofici de viure (El oficio de vivir).