En ese momento en el que dices… “¡Mierda!”


Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

Divertido y transformador, este libro pone en duda que conozcamos lo que ponemos en nuestra mente y lo que sale por nuestra boca.

Aquí la palabra “mierda” es una metáfora de los pensamientos básicos que acostumbramos a pensar, y que acaban causándonos estreñimiento mental y diarrea verbal.

Entiende todo este proceso y haz que funcione para ti.

Jerry Jampolsky es psiquiatra de niños y adolescentes y profesor de medicina complementaria de la Facultad de Medicina de la Universidad de Hawai. Conferenciante a nivel internacional sus libros han sido traducidos a 30 idiomas.

Jerry está comprometido con hacer del dar y recibir una forma de vida. Viendo el mundo de otra manera podemos aprender vivir cada día con la sonrisa puesta.

Palabras clave: , , , , , , ,

Libro impreso


En ese momento en el que dices… “¡Mierda!”

Aprende a gestionar tu basura mental

  • Libro disponible

Autor:

ISBN: 978-84-940210-3-9

Páginas: 103

Publicado por: El grano de mostaza S.L.

Peso: 152 gr.

Alto: 178 mm.

Ancho: 135 mm.

Grueso: 10 mm.

Idioma: ES

Formato: Tapa blanda

Formato (USA): Paperback

Palabras clave: , , , , , , ,

Enlace para compartir:

6

E-book


En ese momento en el que dices… “¡Mierda!”

Aprende a gestionar tu basura mental

  • Novedad
  • Disponible

Disponible: Si

ISBN: 978-84-940870-2-8

Formato: Ebook

Palabras clave: , , , , , , ,

Enlace para compartir:

Precio (en Amazon):
6.99

Ir a Google Play Ir a Amazon Ir a Apple Store Ir a Kobobooks

Más libros de Gerald G. Jampolsky


Extracto de En ese momento en el que dices… “¡Mierda!”


Introducción

Antes de ir más lejos, quiero decir que no tengo la intención de ofender a nadie con el lenguaje de este libro. Si la palabra mierda te molesta, te pido disculpas y confío en que sabrás cuál es la palabra que usas generalmente como sustituto. No obstante, me gustaría señalar que el Diccionario Urbano declara que mierda puede ser uno de los vocablos más poderosos, funcionales y versátiles de cualquier idioma. Para una parte muy grande de la población, masculina y femenina, joven y vieja, esta palabra tiene un significado profundo y visceral.

Lo creas o no, este libro guarda relación con la curación interna y el despertar espiritual. Habla de cómo asumir el control de nuestros pensamientos y acciones, para poder aprender a vivir la vida de una manera más pacífica, feliz y amorosa.

En este libro, la palabra mierda se usa como una metáfora de los pensamientos temerosos, negativos, enfadados, odiosos, vengativos y faltos de perdón que tenemos en nuestra mente. También se usa como sinónimo de los pensamientos de ataque, de los juicios, quejas, egoísmos, avaricias, autocondenas y culpas que nosotros mismos ponemos en nuestra mente, creando de esta manera nuestras propias cloacas personales.

He tenido en mi mente y en mis tripas la escritura de este libro durante cinco años. Algunas personas me aconsejaron que no lo escribiera, porque podría dañar mi reputación. Pero ya tengo ochenta y cuatro años, y creo que puedo dejar atrás mi necesidad de aprobación y hacer lo que siento en mis tripas para ayudar.

Me gusta mucho más pensar en los beneficios de envejecer que en sus desventajas. Cuando me invitaron a pronunciar algunas palabras en la fiesta del sexagésimo cumpleaños de un amigo, dije: «Los sesenta son una edad fantástica, porque ya no te importa lo que la gente diga de ti. Pero, cuando tienes ochenta y cuatro, las cosas son aún mejores, porque ya no recuerdas lo que los demás han dicho de ti».

Acabé este libro hace unos dos años, pero no me he sentido guiado a publicarlo hasta ahora. Durante los dos últimos años he guardado el manuscrito en un frigorífico para evitar los goteos y olores que podrían emanar de un libro sobre este tema.

El punto de inflexión en mi decisión de ir adelante con la publicación se produjo cuando descubrí el libro On Bullshit (Princeton University Press, 2005), que estuvo en la lista de los más vendidos de The New York Times. Escrito por el doctor Harry G. Frankfurt, un distinguido profesor emérito de Filosofía de la Universidad de Princeton, este breve pero erudito trabajo ayuda a comprender unas palabras muy utilizadas.

Leer On Bullshit fue como recibir un mensaje del universo diciéndome que había llegado la hora de publicar mi propio libro sobre la mierda. Pero quiero que sepáis desde el principio que, en contraste con el tratado del profesor Frankfurt, mi libro, lejos de ser erudito, está escrito visceralmente.

Debido a lo que está ocurriendo en el mundo actualmente, cuando tanta gente siente que se está hundiendo en la mierda, este parece un momento ideal para publicar el presente libro. Cuando la crisis económica produce inseguridad en personas de todo el mundo, cuando tanta gente pierde sus hogares y sus trabajos y hay tantas personas enfadadas que culpan a los que, supuestamente, deberían haber cuidado de sus finanzas para que ellas pudieran retirarse cómodas y seguras, me parece que, en realidad, no hay palabras para describir adecuadamente los sentimientos que estas situaciones producen dentro de nuestras psiques.

Según mi experiencia, cuando se produce una crisis inesperada en nuestras vidas, la respuesta espontánea más común es decir, como seguramente tú mismo has pensado: «¡Vaya mierda!». El shock, la desesperación, la depresión, la culpa, la ira y la horrible sensación en las tripas son sentimientos que, a menudo, trascienden las palabras. Para curarse, es importante entrar en contacto con estas emociones y ser capaz de comunicarlas. Si este libro logra abordar estas emociones complejas de una manera que la mayoría de nosotros podamos comprender inmediatamente, entonces mi experiencia en «mierdología» habrá sido útil.

Gracias a este libro descubrirás que el camino hacia la salud pasa por hacerte consciente de lo que sientes internamente, y que decir o pensar «¡vaya mierda!» puede producir una sensación de mayor solidez y un estado interno más equilibrado. Es saludable reconocer que has pisado un montón de mierda para poder decir «¡vaya mierda!», limpiarte el zapato y seguir tu camino. Lo último que quieres hacer es quedarte atascado en la mierda.

Como sociedad, parecemos estar en medio de un momento «¡vaya mierda!» global. Casi podemos oír los gritos guturales de «¡vaya mierda!» en todo el mundo, a medida que se ejecutan hipotecas, se pierden empleos, las tasas universitarias se elevan por las nubes y comprar comida y cuidar de ti y de tu familia se convierte en una lucha diaria.

Tal vez mucha más gente de la que te das cuenta está diciendo: «Me estoy hundiendo en la mierda», «alguien acaba de cagarse en mí», «siempre hay mierda en la vida, pero nunca hasta este punto» o «estoy tan metido en la mierda que no voy a poder salir». Ten cuidado, porque estos pensamientos pueden autorrealizarse.

Si este tipo de declaraciones tienen un lugar en tu banco de memoria, por favor, continúa leyendo, porque lo que sigue tiene el potencial de cambiar drásticamente tu vida, permitiéndote soltar toda la mierda que hay en tu cabeza, con el efecto secundario de ayudarte a reír más fácilmente de ti mismo y de la vida.