Un mundo de no paz


Autor: Rafael Carvajal | Fecha: 1 marzo, 2018

Un encuentro casual

Un mundo de no paz y ¿para qué se me muestra esto? Nada está en su lugar. Ni yo mismo. Parece que existe ese momento en el que me fijo y observo que todos luchan por algo que creen que les falta. Al parecer no existen dudas ahí. Y ¿Dónde está mi yo buscador de una guerra sin cuartel? 1

Es como si llegara a un punto donde no puedo ir más allá. Parece que se ha cerrado y en esa misma creencia existe una gran valla en mi mente que inventa. Estoy cansado. Decido reposar y observar. Cada cosa a su tiempo, en su tiempo. Ahora. Pido ayuda. ¿Qué otra cosa puedo hacer, si ya lo he probado todo? Creo recordar que aquí ya estuve. ¿En otra vida quizá? Dejémoslo estar. 2

Mente atenta

Un sentimiento de soledad que el otro me transmite. Suerte que me di cuenta a través de la mirada que observa. Pena. Dolor. Culpa pendiente de perdón. Amor abandonado en el tiempo falso de un mundo falso. ¿Y eso qué es? Nada. ¿Qué tengo que hacer? Tú, nada !!! Descansa. Pasea y observa. Nada de eso es de Dios, salvo que en ese ver, sean Sus ojos los que miran. Nada es diferente. Solo una mente distraída lo puede ver diferente, si se lo cree. 3

Mira !!! (en un encuentro con una amiga en la calle) me he comprado una zapatillas de correr nuevas. Me he apuntado al gimnasio. He dejado de fumar.

Llorando, le confesé el otro día a mi marido que fumaba a escondidas del perro, y que quería dejarlo. ¿Al perro? me preguntó mi marido. No tonto, el fumar. Es que me estoy engordando ¿no me ves? Me ha dado por comer pipas, sin parar. Mi marido me responde: pues cuando quieras lo dejas. Y se quedó tan ancho. Yo (mi amiga) he pasado de la piscina a la sala de musculación. Ahí los cuerpos se ven enteros. 4

Aparece el pensamiento que reconoce

Y sé que soy libre, aunque ese saber no me da certeza. Es un saber de este mundo y eso no es real. No contiene verdad alguna. Si, de la del Cielo.

Miro a través de un solo ojo, medio cerrado, a ver qué es eso de la libertad. Eso del Ser y sentirse libre al mismo tiempo.

No es posible verlo, en mi propia paz. Pues esa mirada no contiene paz. Es más bien una historia contenida. Es el miedo a mi mismo. El otro ni siquiera ha hablado. Juicio. Culpa. Miedo a ser juzgado. Atentamente. 5

1 (T-2.II.3,4:5); 2 (T-2.III.3,6:7); 3 (T-2.III.5,11:13); 4 (T-2.IV.3,8:10); 5 (T-2.V.1,1)

Bendiciones.

 

Rafael Carvajal

Palabras clave: , , , , ,

Comentarios Comentarios de este artículo

Deja un comentario

Nota: Los comentarios tendrán que ser aprobados antes de que se visualicen