HABLAMOS CON EL PROFESOR ANTONIO PIÑERO (2ª parte)


Autor: Roberto Carlos Miras | Fecha: 19 mayo, 2015

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

(2ª parte)

Una interesante visión histórica de Jesús de la mano del profesor Piñero, que publicaremos en dos partes debido a su extensión. Entrevistado por Roberto Carlos Miras.

VIDA DE JESÚS SEGÚN LOS EVANGELIOS APÓCRIFOS

P- Usando el titulo de uno de sus libros, ¿Nos acercan a la figura de Jesús los evangelios apócrifos?

R- Habría que matizarlo mucho. ¿Es que los evangelios apócrifos presentan a un Jesús más humano? Yo le digo en su conjunto, y con todo respeto para los lectores. Eso que ha dicho es radicalmente falso. Y se lo digo sinceramente, soy un hombre y ustedes lo saben, muy racionalista; intento ser un historiador imparcial, poco creyente. La imagen de los evangelios apócrifos es de un Jesús sencillamente, horrible.

P- Ya que hablamos de usted y de nosotros: ¿hasta que punto no influye la creencia en la investigación, en sus obras como hemos visto esto no ocurre. ¿Hasta podríamos efectuar un debate sobre esto?

R- Yo distinguiría la investigación de los evangelios que son muy tardíos, muy fantasiosos, muy legendarios y aquellos que son más cercanos a la persona que estamos, digamos observando por medio de la investigación. La gente cree como si la Iglesia cogiera los evangelios apócrifos y los rechazara por la presencia de un Jesús demasiado humano.

P-¿Dónde queremos llegar?

R- Esos puntos de vista no son exactos. Si leen una pequeña obrita que tengo, “Vida de Jesús según los evangelios apócrifos” –Apuntamos editorial, el Almendro-, verá usted que imagen representan esos evangelios de Jesús. Es una imagen, nada, nada apetecible. El resultado de mi investigación le ofrecería al creyente una imagen que pienso que no es nada. Es una imagen rechazable. Presenta una imagen de Jesús durante su infancia que es un desastre, un chico travieso, un chico que se pelea con sus condiscípulos que desprecia a sus profesores; que les pega, que mata a sus compañeros que no están de acuerdo con él, luego los resucita en fin..

P- ¿Aun hay más?

R- No digamos esos evangelios gnósticos que ha utilizado Dan Brown y están escritos ciento cincuenta años después del nacimiento de Jesús y presentan a un Jesús después de su resurrección, centrado, dentro de una filosofía Platónica muy desfigurada. Ese Jesús que aparece allí como el revelador y el iluminador del conocimiento especial. Le aseguro que es un Jesús tan raro, que la gente que dice, la Iglesia nos escamotea el Jesús de los evangelios apócrifos. Si esas personas estudiaran a fondo, ese Jesús de los evangelios gnósticos, se cae de espalda.

P- ¿Acaba de nombrar a Dan Brown?

R- He leído a fondo el Código Davince y he estudiado todo lo que dice sobre los orígenes del cristianismo y a mi, me parece: perdón, un estupidez. Desde el punto de vista del historiador, viene fenomenal para la trama de la novela. Presentar a un Jesús casado con Maria Magdalena y a ella misma como la diosa…

P- ¿Y los personajes?

R- Las pruebas que ofrece por boca de sus personajes, son unas pruebas que no resisten el análisis histórico y él sólo cita dos evangelios: el de María Magdalena y el de Felipe. Son textos que yo he editado en castellano y que los conozco muy bien. Uno de estos personajes dice que esos evangelios están escritos en arameo. Vamos es una ignorancia monumental. Esos evangelios se escribieron en griego y tan solo se han conservado en lengua copta, es decir, en egipcio. Comenzando por eso, ya mete la pata desde un principio. Ahora que la novela es magnifica y que trae todo lo del personaje de Jesús y eso a las personas le atrae muchísimo.

 

LOS MANUSCRITOS DEL MAR MUERTO Y QUMRÁM

P- ¿Hay una edición en español?

R- ¡Sí! Ha sido editada por Trotta. Los estudio y digo, los esenios pensaban esto y esto, para luego ir a Jesús. Lo investigo históricamente. Jesús pensaba, esto, esto y esto. Y leo que Jesús no coincide con los esenios. Y, ¿saben ustedes con quien coincide el pensamiento de Jesús? Al cien por cien con nadie. Pero nos preguntamos: ¿a quien se parece más el pensamiento teológico de Jesús, sobre la Biblia, la moral y el ser humano? Sin ser exactamente igual, es al de los fariseos: no al de los esenios.

P- ¿Pero, en los evangelios hay una pelea feroz entre Jesús y los fariseos?

R- Evidentemente, se peleaban por que eran de la misma escuela. Los esenios no se peleaban con nadie que no fuera esenio; los despreciaban y los fariseos ni siquiera hacían caso a los que no fueran fariseos. Si se peleaban con un respeto a la interpretación de la Biblia, no a muerte, pero si en serio. Si Jesús se peleaba con los fariseos, era por que pertenecía a la cuerda de los fariseos.

P- ¿Defiende que Pablo de Tarso fue el verdadero fundador?

R- Lo hago. Efectivamente, fue el verdadero fundador entre los tres o cuatro creadores del cristianismo dentro de la teología cristiana. Fue el primero y con una potencia tal que se puede decir que actualmente el cristianismo es heredero en un ochenta por ciento de san Pablo. El fundador, el creador y siempre entre comillas, es Pablo de Tarso. Eso usted lo ha leído así.

P- ¿No ha conocido a Jesús como le han pasado a muchos seguidores de él, cosa curiosa?

R- Lo conocería de oídas o si lo conoció era muy jovencito. En cuanto a los primeros años de Pablo de Tarso, estamos muy mal informados, pero san Pablo dice: Yo no lo conocí, según la carne, pero he tenido una revelación sobre él. San Pablo era un místico, tenía visiones y revelaciones; lo dice en la II Carta a los Corintios, sobre todo en el capitulo doce.

P- ¿Qué es lo importante para él?

R- En mi opinión para él, como buen profeta sus visiones son lo que vale, lo que Dios le ha revelado, eso es lo que vale, aunque no haya conocido a Jesús como Dios Padre, le ha revelado cual es el sentir de Jesús. Eso es lo que vale.

P- ¿Hay pruebas filológicas e históricas?

R- ¡Sí! Los evangelios se compusieron después de las cartas de San Pablo y a veces algunos hasta veinte o treinta años después y es cierto. Ninguno de los evangelios, ni el de Marcos, Mateo, ni el de Juan, ni el de Lucas, ninguno de sus autores, era uno de los doce apóstoles y si usted me aprieta más; ninguno de esos autores son esos personajes que dice la tradición.

P- ¿No sabemos quienes son los autores de los evangelios?

R- No hablamos de ninguna barbaridad por mucho que los lectores puedan pensar. Cualquier libro científico que trate sobre los evangelios, sea protestante, católico u ortodoxo. No lo sabemos. Es una opinión entre los estudiosos. Son obras anónimas. Más tarde la Iglesia les pone nombres: pero detrás de esos nombres no sabemos que personajes hay.

               

MEL GIBSON Y LOS EVANGELIOS

P- ¿Qué es lo que no comprendemos?

R- Pues que una persona que hubiera sido discípulo de Jesús, un arameo parlante habría citado la Biblia en hebreo o en su versión aramea; no en griego y si ha visto todas las cosas, pues es un discípulo para que diablos tiene que copiar el evangelio de Marcos.

P- ¿Qué quiere decir?

R- Es evidente que el evangelio de Mateo no ha sido compuesto por un testigo visual, ni tampoco ha sido compuesto por un apóstol no casa que un apóstol se comporte de esa manera. Un apóstol no copia lo que dice Jesús de otro evangelio anterior. Oiga usted la tradición dice que es san Mateo, pero nosotros y dirá el profesor católico: dudamos seriamente de que está tradición tenga razón pues tenemos nuestros argumentos para decir que esto no pudo ser así y es un profesor católico.

P- ¿Qué es lo que ocurre?

R- Una cosa es lo que dice el profesor católico, allá en el seminario y otra es lo que diga luego en el sermón el domingo.

P- ¿Qué le ha parecido la película de Mel Gibson?

R- Sigue al pie de la letra, una armonía de los cuatro evangelios y en este sentido procura ser lo más fiel a ellos. El problema de fondo, radica en si la narración de la pasión que se encuentra en los evangelios, ¿es una narración histórica o contiene parte de historia y parte retocada para las funciones litúrgicas que hacían los domingos, los judeocristianos después de la muerte de Jesús?

P- ¿Una parte retocada dice usted?

R- Sí. Para acomodarla a los textos de la liturgia, salmos, textos del Antiguo Testamento y otra parte que será histórica. ¿Qué hace Mel Gibson? No distingue las dos y cree que lo dicen los evangelios es historia tal y como ocurrió. Muchos investigadores católicos no están de acuerdo con Mel Gibson pues dicen que la pasión no ocurrió tal y como él la cuenta en su película.

Comentarios Comentarios de este artículo

Deja un comentario

Nota: Los comentarios tendrán que ser aprobados antes de que se visualicen